Volver a: Inicio > La Donación

Requisitos para realizar un diagnóstico de muerte encefálica o cerebral

Actualizado el 13 de junio del 2016
  1. Coma estructural, de etiología conocida y carácter irreversible: Las causas que más frecuentemente conducen a la ME son los accidentes cerebrovasculares (ACV) hemorrágicos, seguido de los traumatismos craneoencefálicos (TCE) y las encefalopatías anóxicas postparada cardiaca. En este sentido, debe existir una evidencia clínica y/o constatación por neuroimagen de lesión grave en el sistema nervioso central (SNC) compatible con la situación de muerte encefálica. Es imprescindible conocer la causa del coma y documentar la presencia de lesiones estructurales en una TAC craneal para descartar causas metabólicas o toxicas potencialmente reversibles.
  2. Exploración neurológica: el paciente tiene que encontrarse en coma profundo y arreactivo, con hipotonía generalizada.
  3. Exploración algésica: al estímulo algésico, no debe existir ningún tipo de respuesta motora. La exploración algésica debe ser realizada fundamentalmente en el territorio de los nervios craneales, provocando estímulos algésicos intensos a nivel supraorbitario, labio superior o a nivel de la articulación temporomandibular.
  4. Exploración de los reflejos troncoencefálicos: exploran la actividad de los pares craneales, y su integración en los núcleos correspondientes al troncoencefálico
  5. Reflejo fotomotor: se realiza estimulación pupilar con un foco de luz potente, observándose en condiciones normales la aparición de contracción pupilar. En la muerte enecefálica (ME) las pupilas pueden ser redondas, ovales o discóricas y de tamaño medio o midriáticas (desde 4 a 9 mm), permaneciendo siempre arreactivas a la luz. No debe existir tampoco respuesta consensual.
  6. Reflejo corneal: se realiza estimulación corneal con una gasa o torunda de algodón, observándose en condiciones normales una contracción palpebral, pudiéndose objetivarse también lagrimeo. En ME no existe ningún tipo de respuesta a la estimulación corneal.
  7. Reflejo óculocefálico: se denomina también reflejo propioceptivo de torsión cefálica o fenómeno de “ojos de muñeca”. Manteniendo abiertos los ojos del paciente, se realizan giros rápidos de la cabeza en sentido horizontal, observándose en condiciones normales una desviación ocular conjugada opuesta al lado del movimiento, volviendo los ojos posteriormente a su posición de reposo. También puede explorarse provocando movimientos de la cabeza en sentido vertical; cuando el cuello es flexionado se produce una desviación de los ojos hacia arriba. En ME, la mirada permanece centrada y fija sin observarse ningún tipo de movimiento ocular.
  8. Reflejo óculovestibular: inicialmente se debe realizar una exploración mediante otoscopio para comprobar que no existen tapones de cerumen ni perforación timpánica. Se coloca la cabeza elevada 30º sobre la horizontal, de manera que el conducto semicircular lateral se encuentre vertical y la estimulación pueda provocar una respuesta máxima. Se inyecta en el conducto auditivo externo a través de una sonda, 50 cc de suero frío, manteniendo abiertos los ojos del paciente durante 1 minuto y observándose en condiciones normales un nistagmo con el componente lento hacia el oído irrigado y el componente rápido alejado del conducto irrigado. El nistagmo es regular, rítmico y dura menos de 2-3 minutos, existiendo poca desviación del ojo fuera de la línea media. Conviene esperar unos 5 minutos antes de realizar el reflejo en el lado contralateral, para permitir que el sistema oculovestibular se estabilice. En ME no existe ningún tipo de movimiento ocular.
  9. Reflejo nauseoso: mediante una sonda se realiza estimulación del velo del paladar blando, úvula y orofaringe, observándose en condiciones normales la aparición de nauseas. En ME no existe ningún tipo de respuesta.
  10. Reflejo tusígeno: se introduce una sonda a través del tubo endotraqueal, provocando una estimulación de la tráquea, observándose en condiciones normales la aparición de tos. En ME no existe ningún tipo de respuesta.
  11. Test de Atropina: el test de la Atropina explora la actividad del X par craneal (Neumogástrico o Vago) y de sus núcleos troncoencefálicos. El fenómeno de resistencia al efecto parasimpaticolítico de la atropina ha sido considerado como un criterio más para el diagnóstico de ME. Se administran 0,04 mg/Kg de Sulfato de Atropina i.v. comprobándose la frecuencia cardiaca pre y postinyección de atropina. En situación de ME, la frecuencia cardiaca NO debe superar el 10% de la frecuencia cardiaca basal. Hay que procurar no administrar la atropina por la misma vía venosa donde se estén administrando drogas vasoactivas, tipo Dopamina, que pudieran producir taquicardia y artefactar los resultados. La atropina puede provocar dilatación pupilar, por lo que este Test, hay que realizarlo después de la exploración del reflejo fotomotor; además, el incremento brusco de la frecuencia cardiaca, en pacientes con severa hipertensión endocraneal, que aun no están en ME puede ocasionar incrementos peligrosos de la presión intracraneal (PIC), por lo que se realizará una vez explorados todos los anteriores reflejos troncoencefálicos y las respuestas motoras al estímulo algésico
  12. Test de Apnea: cronológicamente, debe ser realizado al final de toda la exploración. Tiene por finalidad demostrar la ausencia de respiración espontanea:
    • Realizar una gasometría arterial (después de haber hiperoxigenado al paciente y de corregirle la PaCO2), para constatar la cifra de PaCO2 previa y calcular el tiempo que el paciente tiene que estar desconectado del respirador.
    • Desconectar al paciente del respirador, e introducir a través del tubo endotraqueal un catéter conectado a una fuente de oxigeno a 6 litros por minuto, con el fin de conseguir una oxigenación por difusión. En situaciones de normotermia y partiendo de una PaCO2 de 40 mm Hg preapnea, el tiempo de desconexión debe ser de unos 8-10 minutos.
    • Durante el tiempo que permanezca desconectado de la ventilación mecánica, se observará tórax y abdomen comprobando que no exista ningún tipo de movimiento respiratorio; se realizará control de la saturación de oxigeno mediante pulsioximetría, y se vigilará en el monitor la tensión arterial y el ritmo cardiaco.
    • tiempo de desconexión del respirador puede ser variable y estará en función del nivel previo de PaCO2 y de la temperatura del paciente; al no existir movimientos respiratorios, no se produce por tanto ventilación, elevándose los niveles de PaCO2 en aproximadamente 2-3 mm Hg por cada minuto de desconexión.
    • Realizar una gasometría arterial al finalizar el tiempo programado de desconexión del respirador y reconectar a ventilación mecánica.
    • La PaCO2 al final de la prueba debe ser superior a 50- 60 mm Hg, cifra suficiente para provocar el estímulo del centro respiratorio. Los criterios ingleses recomiendan valores de PaCO2 superiores a 50 mm Hg, mientras que los criterios americanos elaborados en la Comisión Presidencial y la Academia Americana de Neurología recomiendan cifras ≥60 mm Hg.
  13. Período de observación: Tiene por objetivo confirmar la irreversibilidad del proceso. Cuando el diagnóstico de ME es exclusivamente clínico, inicialmente se recomendaban periodos de observación de 12-24 horas; con el paso de los años y según se han ido produciendo avances en los conocimientos de esta entidad clínica, el intervalo de tiempo se ha ido acortando. Los criterios del Reino Unido y Canadá recomiendan un intervalo muy variable desde 2 a 24 horas dejando la elección a criterio médico, según las características clínicas de cada caso. En el “American Collaborative Study” se recomienda un intervalo superior a 30 minutos, comenzando la exploración un mínimo de 6 horas después del inicio del coma. En España, el nuevo decreto que desarrolla la Ley sobre Extracción y Trasplantes de Órganos, no determina ningún intervalo de tiempo entre las exploraciones clínicas. En casos de encefalopatía anóxica postparada cardiaca, como causa de ME, de forma general se recomiendan periodos de observación de 24 horas. Recientemente, la Academia Americana de Neurología, recomienda repetir la exploración neurológica a las 6 horas, matizando que este intervalo de tiempo es arbitrario.
Gaceta Oficial Nº 39.808 del 25 de noviembre de 2011 
ASAMBLEA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
Decreta la siguiente,
LEY SOBRE DONACIÓN Y TRASPLANTE DE ÓRGANOS, TEJIDOS Y CÉLULAS EN SERES HUMANOS
Artículo 25 
Criterios de muerte encefálica 
Para los efectos de esta Ley, la muerte según criterios neurológicos, podrá ser establecida en alguna de las siguientes formas: 
1. La presencia del conjunto de los siguientes signos clínicos:
a. Coma o pérdida permanente e irreversible del estado de conciencia.
b. Ausencia de respuesta motora y de reflejos a la estimulación externa.
c. Ausencia de reflejos propios del tallo cerebral.
d. Apnea.
Previa a la certificación clínica de la muerte, según criterios neurológicos, deben descartarse casos de:
a. Hipotermia.
b. Intoxicaciones irreversibles.
c. Alteraciones metabólicas graves.
d. Shock.
e. Uso de sedantes o bloqueadores neuromusculares.

2. La realización de pruebas instrumentales, se considerará en aquellos casos donde haya imposibilidad de realizar el examen 
neurológico y para acortar los tiempos de observación entre
diferentes evaluaciones clínicas; su objetivo es valorar tanto el
flujo sanguíneo cerebral como las funciones electrofisiológicas del encéfalo y el tallo cerebral. Son pruebas instrumentales:
a. Las que valoran la función electrofisiológica encefálica y del tallo cerebral: 
i. Electroencefalograma.
ii. Potenciales evocados de tallo cerebral.
b. Las que valoran la circulación cerebral:
i. Sonografía doppler transcraneal.
ii. Artenografía cerebral de 4 vasos.
La muerte encefálica, según criterios clínicos neurológicos, se establece legalmente, cuando así
conste en declaración certificada por tres médicos o médicas que no formen parte del equipo de
trasplante.
subir volver Solicitar mas informacion
Materializa tu Aporte
Donante Voluntario
Corre la Voz
Voluntariado
Movidagrafica: Agencia de Marketing en Colombia | Branding y Mercadeo en Caracas | Marketing Agency in Bogota