Volver a: Inicio > La Donación

Ética

Actualizado el 13 de junio del 2016

  La realización de un trasplante es un complejo proceso médico y social, que involucra a un elevado número de personas y supone un conjunto de principios éticos que deben ser observados y seguidos de manera seria y escrupulosa. En medicina, se llama Bioética a una serie de postulados que persiguen preservar la autonomía del individuo, la justicia y la obtención del bien.

Autonomía

 Significa, en líneas generales, el respeto absoluto a la voluntad de la persona como individuo. Para la realización de un trasplante se debe documentar la voluntad de donar los órganos. Esto puede realizarse bien a través de la firma de una tarjeta de donante o a través de la voluntad expresa de los familiares más allegados del fallecido. En ningún caso, debe realizarse la extracción de órganos sin el consentimiento del donador o de su familia. Por ello es importante que en vida, las familias se planteen el tema de la donación, como parte importante de su ciclo vital.

No maleficencia

  Regula todas las actividades médicas. En el caso de los trasplantes, se aplica a la hora de realizar todas las acciones que sean necesarias para salvar la vida del individuo y tras haber fallado, el médico tratante certificar el deceso de la persona, independientemente de que ésta sea apta para la donación. La certificación de la muerte la realiza un grupo de médicos desligados al equipo de trasplantes. El tratamiento que se da al cadáver es el mismo que el de una intervención quirúrgica reglada.

Justicia

 En este aspecto, es importante señalar la distribución de los órganos en cuanto a la elección del receptor, para lo que se amerita una evaluación previa con arreglo a ciertos criterios médicos, para que el trasplante tenga una efectividad máxima. Igualmente, se realizan una serie de protocolos que permitan verificar la razón de que el trasplante se haya realizado en un paciente y no en otro. A través de estos procedimientos, se persigue que la donación de órganos sea de acuerdo a una justicia equitativa.

Beneficencia

 Principio fundamental de la práctica médica. Hacer el bien, ya sea mejorando o salvando la vida de una persona, es la máxima primordial a la hora de hablar sobre el trasplante de órganos. El receptor o beneficiario, debe ser informado con antelación sobre los beneficios y riesgos de la intervención quirúrgica a la que será sometido. El proceso debe quedar documentado a través de la firma por parte del receptor, de una figura llamada Consentimiento Informado. Documento que, por la razón que fuere, puede ser desestimado por el paciente y renunciar al proceso, si ello representa su deseo. Esto, en aras de mantener y preservar la autonomía en las decisiones del individuo.

subir volver Solicitar mas informacion
Materializa tu Aporte
Donante Voluntario
Corre la Voz
Voluntariado
Movidagrafica: Agencia de Marketing en Colombia | Branding y Mercadeo en Caracas | Marketing Agency in Bogota