Volver a: Inicio > Los Trasplantes > La Ciencia del Transplante

¿Cuáles enfermedades ameritan trasplante?

Actualizado el 13 de junio del 2016

En relación a los siguientes órganos:

Riñón

Dentro de las enfermedades que más comúnmente causan insuficiencia renal crónica podemos mencionar:

  1. Enfermedades congénitas como riñón poliquístico y enfermedad de Alport.
  2. Enfermedades del tejido conectivo: Lupus eritematoso sistémico.
  3. Hipertensión arterial.
  4. Pielonefritis crónica y glomerulonefritis.
  5. Diabetes mellitus y enfermedad obstructiva por cálculos renales.

Hígado

Las enfermedades que con más frecuencia conducen al trasplante hepático son:

  1. Cirrosis hepáticas de diversos orígenes (infecciones por los virus de la hepatitis B o C, alcohol, enfermedades autoinmunes, tóxicos, trastornos del metabolismo del hierro y del cobre).
  2. Enfermedades congénitas (atresia de vías biliares, enfermedades metabólicas).
  3. Insuficiencia hepática aguda grave (Hepatitis fulminante o subfulminante).
  4. Tumores hepáticos (en general sobre un hígado cirrótico).

Corazón

Entre las cardiopatías que pueden llegar a precisar un trasplante por producir insuficiencia cardiaca grave e irreversible se encuentran:

  1. Cardiopatía isquémica.
  2. Miocardiopatías.
  3. Cardiopatía valvular.
  4. Cardiopatía congénita.

Pulmón

El trasplante de pulmón constituye una alternativa terapéutica en la enfermedad pulmonar terminal.

Entre las indicaciones para el trasplante pulmonar se encuentran:

  1. Patología pulmonar obstructiva crónica (enfisema).
  2. Patología restrictiva (fibrosis pulmonar idiopática o secundaria).
  3. Patología séptica (bronquiectasias o fibrosis quística).
  4. Patología vascular (hipertensión pulmonar primaria o secundaria).

El trasplante puede ser unipulmonar, bipulmonar, lobular (de un donante vivo emparentado) o cardiopulmonar. La elección de una u otra intervención se realizará en cada caso, según evaluación e indicación médica.

Páncreas

El trasplante de páncreas se recomienda en la enfermedad pancreática, especialmente en la diabetes mellitus insulinodependiente.

Intestino

Las indicaciones del trasplante intestinal se limitan a enfermos sometidos a régimen de alimentación parenteral domiciliaria en los que, por diversas razones, fracasa esta terapéutica.

En relación a los siguientes tejidos:

Médula ósea

El trasplante de médula ósea consiste en la infusión por vía intravenosa de la médula ósea obtenida del donante, con el objetivo de sustituir a las células enfermas del paciente. Los trasplantes de médula ósea están indicados en enfermos con:

  1. Leucemia linfoblástica aguda.
  2. Leucemia mieloide aguda.
  3. Leucemia mieloide crónica.
  4. Anemia aplásica.
  5. Linfoma Hodgkin y no-Hodgkin.
  6. Talasemia.
  7. Enfermedad de células falciformes.

Existen dos tipos de trasplante de médula ósea dependiendo del donante:

  • Autólogo: Utiliza las mismas células de la médula ósea del paciente, las cuales son recogidas por medio de biopsia de médula ósea o de la sangre circulante. Al ser las células del propio paciente, el HLA o Estudio de Histocompatibilidad es idéntico y no ocurrirá rechazo después del trasplante.
  • Alogénico: Utiliza células de un donante con HLA igual o similar.

En Venezuela, se realizan actualmente trasplantes de los siguientes órganos y tejidos: hígado, riñón, médula ósea y córneas.

Cornea:

El trasplante de cornea se realiza en afecciones de capas profundas:

  • Queratocono: es una condición no habitual, en la cual la córnea está anormalmente adelgazada y protruye hacia adelante. Queratocono literalmente significa una córnea en forma de cono.
  • Queratopatía bullosa: degeneración de la cornea, caracterizada por ampollas recurrentes que al romperse dejan los nervios al descubierto, causando un gran dolor y disminución de la agudeza visual.
  • Leucoma: es la opacificación de la córnea, similar a lo que acontece con el cristalino en la catarata. Cuando la córnea pierde su transparencia, el daño visual que ocasiona es del todo similar a lo que ocurre con la catarata, la agudeza visual disminuye en grado variable llegando al extremo que el paciente sólo perciba luz y bultos.
  • Úlceras: producidas por procesos víricos, bacterianos o fúngicos y que no responden al tratamiento médico. Queratitis, principalmente la sifilítica y la tuberculosa.
subir volver Solicitar mas informacion
Materializa tu Aporte
Donante Voluntario
Corre la Voz
Voluntariado
Movidagrafica: Agencia de Marketing en Colombia | Branding y Mercadeo en Caracas | Marketing Agency in Bogota